viernes, 21 de noviembre de 2014

CARRETA


Carreta hecha en madera por Luis Vargas con una navaja, un serrucho y un taladro

Fuimos en tren hasta Hellín y de Hellín en tartana hasta Albatana. Yo tenía cuatro años. Y la carreta saltaba y crujía por aquel camino pedregoso. No salía de mi asombro, pero qué alegría con la yunta y los bueyes, con el pan y la tortilla, cantando con mis primos María y Joaquín. ¡Qué viaje tan maravilloso!: el pueblo de cuatro casas de labranza, la era y el trillo, la polea que me subía al ventanuco del pajar, donde la paja era oro puro, después de la sementera.

Fueron mis únicas vacaciones siendo niño fuera de mi Madrid, que nunca podré olvidar.

© Luis Vargas

jueves, 20 de noviembre de 2014

Granada Vieja

Antiguas calles de Granada_óleo de Luis Vargas 100 x 60 cms.