Envargario_Antología -se puede comprar: ver interior-


1




SIN PEDIR PERMISO



No pidió permiso

y le concedieron el premio

de literatura



No pidió permiso y entró

en el alma

de los amigos



No pidió permiso

y vivió amando

entre sueños y realidad



Al final

sin pedir permiso

paso de la vida a la muerte

y entonces

le fue concedido el permiso...


2


LA RUTA DE LA SEDA



Recorría el laberinto

de la seda

una lágrima de amor

que no ignoraba

tus ojos



la ciudad somos tu y yo


3



LA NIÑEZ



La niñez de los 60

aflora en los patios

junto al jazmín

de invierno

y el viejo hula-hop



4



FINA ESTAMPA



La quimera del primer beso

se extiende obeso

por el sexo

cuando empieza a despertar eso...

y ya no se puede olvidar.



Fina estampa.


5


A PARTIR DE MAÑANA



Un día antes de llegar a los confines

ingresa la melancolía del tiempo

en las agujas del reloj, que ya marcan las doce.



Y partiré para siempre

como los verdaderos poetas, vestido

de niño envuelto en juegos, raído por el rayo

que no cesa, junto al olmo viejo, con la voz

a ti debida, entre las reticencias e insistencias

de una rayuela, habiendo residido en la tierra,

bajo el canto general del crepusculario oceánico

que mostraron los versos del Capitán, mientras

Cernuda luchó entre la realidad y el deseo,

y Pizarnik caminaba por la bipolaridad

de la tierra extraña, marinero en tierra,

con el realismo claro, de la poética de la experiencia.



Y sálvenos Dios de alucinar con la palabra,

mover antorchas en los abismos de los ojos,

o querer ser Ícaro sin mar Egeo,

mientras el hombre sea aquí, en el mundo,

un extraño.



Nací de la nada

y entré en la materia,

y sin hacerme notar con ningún estruendo

saboreé la vida,

y sin apenas rasguños llegué a los 60 y pico como un milagro

a pesar de mis muchos miedos y mis desvaríos,

con el alma asentada en la soledad de un cuerpo viejo, pertrecho de ilusiones,

cuyo ser,

fue siempre el amor sin amoríos.


6


SI ME PREGUNTAS



Si me preguntas

quién soy

de donde vengo

a donde iré

no podré contestarte jamás

porque no lo sé



Si me preguntas

qué hago

podré decirte:

reír y llorar

ir y venir

mojarme cuando llueve

colgarme de una estrella

dormirme con los sueños

no admitir que me dominen

oír

ver

y callar.



7



MEMORIA



Yo no me acuerdo de nada

ni me hace falta:

cada día es una historia

y un poema

presencia de lo subconsciente

en la indomable conciencia

que repite nuestros actos y deseos

como el ajo en el guiso.


8



¿QUIÉN ERES?



Me iré

hacia el cielo inexpresable,

cándido de preguntar

quién eres



9



NUBES



Nubes encubiertas

de persistente cielo

abarcan azules escondidos

que lucen armiños blancos:



sospecho que detrás de un tul

siempre hay

una imagen reconocible.


© Luis Vargas Alejo


2 comentarios:

José Valle Valdés, Pichy dijo...

Otra magnífica recopilación, de tus buenos poemas, amigo.

Un verdadero disfrute intelectual; es lo que siento al leerlo.

Fuerte abrazo

Luis Vargas dijo...

Gracias, amigo Pichy, por disfrutar con este poemario y decírmelo, pues ese es el valor de mi obra y mi ganancia.