Cerca de Ti_Antología poética- (pag 106-107 dos poemas de Luis Vargas)



Pag. 106




UN HUECO DE ESCALERA


En la antesala de la luz/penunbra.

En la comba de la sombra/lumen,

¿cual es misterio de una rayo

que atraviesa el cenit?



¿Y cómo han de ser los pespuntes

que fraseen los sentimientos

y abotonen los rosarios de los besos?



¿Y cómo abarcar lo inédito

sorbiendo hilos desatados?



Ah, el lento reposo,

que ahuecado apaga y humea

la llama en su asfixia.



¿Y cómo abarcar el universo

sin darnos de bruces en el suelo

al dar un salto tan alto?



Salgamos:

más abajo

hay un hueco

de escalera.



Pag. 107



AÚN DESPUÉS



Te hablaré de aquella hora

soluble en el espacio, parecida

al rocío de la mañana,

que tiembla en los labios de una fresa.


De la alegría de la casa, de la huerta,

del rosetón de colores, del río.


Te hablaré del sol cuando nace

detrás de la montaña. De tu casa

y la mía, del camino que hay

chopera arriba, de tus ojos, de la luz

de la almendra, de las superficies

y los ángulos.


Te hablaré de lo que hubo, de lo que hay,

de lo que queda, de lo de siempre, de tu sonrisa...


Ay, todo sigue igual y continúa, vibra

como lo hace el cuerpo enjaezado de caricias

con aquel escalofrío medular de la noche inmensa.


Todo sigue igual: los niños juegan,

el olor a pan recién horneado, las vides

con su misterio, los sueños…

Te hablaba…

y aunque ya no pueda, te cuento, -bien lo sabes-,

desde el cenit de la ladera, cuánto amé la vida,

cuánto te quiero,

aunque hoy esté muerto para ti

y la vida siga.


© Luis Vargas Alejo

1 comentario:

José Valle Valdés, Pichy dijo...

Magníficos poemas, amigo. Te felicito.

Abrazos